QUINOA & EDAMAME SUPERMIX





  Tania Z nos aporta esta receta, y quiero compartirla con vosotros en FitnesPedia. Tania Ziesman es una modelo fitness de Canadá, que ya ha sido portada en la web (puedes ver las portadas antiguas aquí). Os dejo con ella:


  Esta receta la vi por primera vez en la revista Oxygen, y enseguida supe que quería probarla. Sin embargo, me pareció que le faltaban un par de cosas, y quise darle mi toque personal. Sustituí el  ajo en polvo por ajo fresco (me encanta el ajo). La cebolla cruda no me gusta, por eso prefiero rehogarla con el ajo fresco, y añadirlos a la quinoa para darle más sabor. También he añadido tomates “cherry”, para darle un toque de color. Nunca debes tener miedo de modificar las recetas que encuentres y experimentar con otros nutrientes y sabores, ya que eres tú, al fin y al cabo, el que se lo va a comer. Este plato está lleno de nutrientes, ya que tanto quinoa  (o quinua) como edamame (habas de soja) contienen una proteína completa, con los nueve aminoácidos esenciales para construir y reparar los músculos.


  Los alimentos vegetales no son por lo general  la fuente ideal de proteína, ya que no suelen ser completas, pues no tienen todos los aminoácidos esenciales. Eso es lo que hace a estos dos ingredientes tan especiales.
Cocinar la quinoa en el jugo de zanahoria le proporciona mucho sabor (ya que la quinoa sola es bastante sosa) y también aumenta el contenido de vitamina C del plato.


INGREDIENTES:

  • Una taza de quinoa seca.
  • Un vaso y medio de jugo de zanahoria (puedes licuarlo tú mismo).
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Media taza de agua.
  • Una taza de edamame (las habas de soja que vienen sin vaina y precocidas).
  • Un puñado de tomates “cherry”, cortados por la mitad.
  • Un diente de ajo.
  • Media cebolla.
  • Un poco de cilantro picado.
  • Pimienta negra al gusto.

INSTRUCCIONES:

1. Lava y escurre bien la quinoa. Mientras escurre, hay que poner a rehogar en una sartén la cebolla y el ajo con el aceite de oliva. Déjalo durante unos pocos  minutos y retíralo del fuego.

2. Pon en una olla el jugo de zanahoria y el agua a hervir.



3. Añade ahora la quinoa escurrida y cocínalo durante 15 minutos, removiéndolo de vez en cuando, hasta que absorba el caldo y tenga suficiente volumen para cogerlo con un tenedor.



4. Añade la cebolla, el ajo, y el resto de ingredientes (si el edamame, o habas de soja, no vienen precocidas o son congeladas, debes hervirlas también  unos ocho minutos, o hasta que tengan la textura adecuada).



5. ¡Servir y disfrutar!



  Para mi tiene 4 ó 5 raciones. Puedes guardar en la nevera el resto, para comerlo más adelante... se mantiene fresco hasta 5 días en el frigorífico.

  Espero que os guste!!!


Para saber más sobre Tania Z., puedes leer esta entrevista en Elite Daily, o visitar su web.


NOTA: La traducción no es literal, y tiene aportaciones de FitnesPedia que dan sentido al texto en español. 

El artículo puedes leerlo en inglés aquí, o ver el original aquí.



COMPARTE
ESTA ENTRADA
Compartir
Compartir


No hay comentarios:

Publicar un comentario