DISEÑA TU DIETA: EL ÍNDICE GLUCÉMICO



        1. INTRODUCCIÓN

        2. EL METABOLISMO

        3. LAS CALORÍAS

        4. CÁLCULO DE CALORÍAS

        5. LOS NUTRIENTES

        6. HIDRATOS DE CARBONO

        7. EL ÍNDICE GLUCÉMICO

        8. PROTEÍNAS

        9. GRASAS

      10. MICRONUTRIENTES

      11. LA DIETA

      12. UN EJEMPLO PRÁCTICO



  Como se ha comentado anteriormente, hay alimentos cuyos carbohidratos se absorben a una velocidad mayor que otros, y por lo tanto provocan mayores aumentos en los niveles de glu­cosa sanguínea.

  Para distinguir estas diferencias en las velocidades de absorción, se utiliza un valor, llamado índice glucémico de los alimentos, que compara la variación de los niveles de glucosa en sangre tras la ingestión de 50 gramos de glucosa pura, con la variación obtenida utilizando la misma cantidad de otro alimento rico en carbohidratos (patatas, arroces, legumbres, etc.).

  Es por tanto un índice que se aplica a los alimentos que tienen un porcentaje alto de hidratos de carbono. Se afirma que el índice glucémico de un alimento es 100 si la variación de los niveles de glu­cosa en sangre son los mismos que los que se obtendrían tras la administración de 50 gra­mos de glucosa pura.

  Esto significa que hay alimentos cuyos hidratos de carbono se absorben antes, y provo­can por tanto aumentos más elevados en la concentración de glucosa en sangre. Eso lleva aparejado una secreción mayor de insulina por nuestro organismo para metabolizar ese pico de glucosa, ya que para metabolizar la glucosa es necesaria la insulina. Por eso el índice glucémico es especialmente útil para los enfermos de diabetes, ya que estos alimentos de alto índice glucémico no serían adecuados para ellos, porqué son personas con muy baja o ninguna respuesta insulínica.

  Tampoco para ingerirlos en cualquier momento del día, siendo nuestra prioridad aquellos alimentos de bajo índice glucémico, porque como vimos anteriormente, esos picos de glucosa si no se utilizan en forma de energía acabaran transformándose en reservas de grasa, para poder ser utilizadas como combustible en caso de necesidad. En cambio sí son los adecuados para reponer los ni­veles de glucógeno muscular y hepático más rápidamente, cuando estos se encuentran vacios, como ocurre nada más despertarnos después de una noche de descanso, y después de un entrenamien­to o competición.

  Resumiendo, un alto índice glucémico se traduce en una rápida absorción, y un gran pico de energía, que si no es aprovechado para llenar de glucógeno nuestros depósitos hepáticos o musculares (recién levantados o después de un entrenamiento intenso) se va a transformar en depósitos de grasa, algo que probablemente no desearemos. También pueden ser útiles si sabemos que inmediatamente a continuación vamos a realizar un esfuerzo intenso (previo al entrenamiento) o si va a ser una competición de larga duración (durante el ejercicio en corredores de fondo, por ejemplo). Por el contrario, los alimentos de bajo índice glucémico, proporcionan cantidades estables de energía durante toda su digestión, manteniendo los niveles necesarios hasta la siguiente comida, y evitando que existan excesos que sean convertidos en grasa, y que tengamos bajones de rendimiento a lo largo del día. Un inciso sobre el desayuno, aquí también debemos añadir carbohidratos de bajo índice glucémico, que nos permitirán empezar el día con un aporte constante de energía.

  El índice glucémicoes un parámetro que resulta afectado por el tamaño de las porciones del alimento (porciones, masticación, polvo, refinamiento), por el método de cocción (frito, plancha, microondas, hervido, asado) y por el porcentaje del resto de nutrientes presentes (grasas, proteína u otros carbohidratos más complejos o fibras).

  Los alimentos de bajo índice glucémico pueden prevenir la obesidad y la diabetes, al mismo tiempo que contribuyen a su tratamiento, y resultan esenciales para mantener al cuerpo con una cuota estable de energía a lo largo del día, sin grandes fluctuaciones que implicarían subidones y bajones de vitalidad. Existen varias maniobras que evitaran que los alimentos de nuestras comidas eleven más aún su índice glucémico, como son:

Usa la cocción justa y adecuada:
  Si nos limitamos a cocinar el alimento, sin pasarlo de cocción, sus nutrientes mantendrán parte de su estructura, y tardará más en digerirse y transformarse en glucosa, lo que significa un índice glucémico menor. Por ejemplo, cocina las pastas y arroz al punto, hierve las patatas y boniatos sin que se deshagan, y mantén los vegetales crujientes. Evita las frituras, que además de aportar muchísima grasa elevan el índice glucémico.

Elige siempre alimentos con poco procesamiento:
  Si consumismos la versión de un alimento con mayor integridad estructural, menor será su índice glucémico. Cuanto más dividido, refinado, depurado o cocinado esté un elemento, esta más pre-digerido (arroz integral contra normal, azúcar integral de caña contra azúcar blanco, copos de avena enteros contra copos picados o laminados), y por tanto su digestión en el cuerpo será más rápida. Es preferible que tomes todos los alimentos en su versión más integra y menos refinada (pan integral, harinas integrales, pasta integral, arroz integral). Igualmente es preferible, por ejemplo, tomar lentejas hervidas o patatas cocidas, antes que un puré de lentejas o patatas. Todo lo que suponga picar, batir, hacer puré, triturar etc... supone una elevación del índice glucémico en los alimentos ricos en carbohidratos.

Las Mezclas marcan la diferencia:
  Un alimento de alto índice glucémico no se digiere igual de rápido si se mezcla con otro nutriente, por lo que si conjugamos hidratos con proteínas, el índice glucémico resultante de la mezcla será inferior al propio de los carbohidratos solos. Puedes unir, pastas con carne o pescado, para reducir el índice glucémico. Igualmente, si a un plato ya elaborado, de pasta, arroz o patatas, por ejemplo, le agregamos productos de bajo índice glucémico, como los vegetales ricos en fibra, reducimos el índice glucémico total, ya que combinados con otro alimento, reducen la respuesta glucémica en el organismo.

  Hasta aquí todo lo que debes saber sobre el índice glucémico...

PERO CUIDADO, LA REALIDAD ES DIFERENTE…

  El famoso índice glucémico se puso muy de moda hace años en dietas de adelgazamiento rápido, y mucha gente en la actualidad lo toma como referencia para elaborar su programa de nutrición y elegir los alimentos. Según las tablas que podrás ver a continuación, hay muchos alimentos que a pesar de no provocar una respuesta insulínica alta, no son buenos para comer fuera de horarios aptos para los carbohidratos simples. Por eso yo soy muy escéptico respecto a este dato, ya que no todo es tan bueno como parece.

  Este índice además no se ha estudiado para todos los platos y alimentos conocidos, puesto que es necesario hacer análisis de glucosa en sangre con cada combinación y tipo de cocción. Además la respuesta del organismo a la absorción de los hidratos de carbono de un alimento, en comparación con la misma cantidad de hidratos de un alimento de referencia, no va a ser igual en todas las personas. Y más aún, el índice glucémico de un alimento carece de sentido si tiene pocos hidratos, o nada, ya que por alto que sea su índice glucémico no variará los niveles de glucosa en sangre de forma significativa.

  El primero que utilizó el valor del índice glucémico aplicado a dietas de adelgazamiento fue Michel Montignac. Fue pionero de una nueva forma de pensar sobre el control de peso y una alimentación sana. El método es útil para buscar una dieta saludable, y personas con ciertas enfermedades relacionadas, pero no para deportistas con unos objetivos muy concretos, como pueden ser un culturista o un practicante de fitness.

  El índice glucémico es un parámetro que puede ser muy útil para personas que no tienen una respuesta de insulina adecuada y deben controlar este índice en su ingesta (diabéticos), y para los que deben controlar su obesidad y enfermedades relacionadas. Pero para aquellos que buscan mejorar su estética y evitar la acumulación de grasa, y entre quienes realizamos actividad física y necesitamos mantener nuestro cuerpo con energía, sin padecer altibajos bruscos de glucosa, aunque puede tener una función orientativa, es preferible guiarnos por su contenido en hidratos de carbono, y si son complejos o simples.

  Para aclarártelo definitivamente, todos aquellos alimentos con sabor dulce, que no estén endulzados con edulcorantes artificiales, contienen un gran porcentaje de hidratos de carbono simples, y no sólo golosinas, bollería industrial, chocolates, postres lácteos, tartas y pasteles, barritas y cereales tipo kellogs, también la fruta y otros vegetales (tomates) son un buen ejemplo, por lo que debemos elegir el momento adecuado de incluirlas en la dieta, por muy sanas que sean. Es más, la fructosa es tolerada por los diabéticos hasta cierta cantidad, porqué causa menor respuesta de la insulina, y por eso se vende concentrada o se incluye en algunos postres como sustituto del azúcar, pero sin embargo, al estar tan refinada, a efectos de nuestra dieta es lo mismo que consumir azúcar blanco. Así que no gastes tu dinero en caros postres endulzados con fructosa si no eres diabético, pues no te servirán en tus objetivos físicos y deportivos. También hay que recordar que los lácteos y sus derivados contienen lactosa, un disacárido, y por ende hidrato de carbono simple, por lo que según su grado de fermentación tampoco serian adecuados fuera del desayuno o el post-entreno (menos simple a mayor fermentación, ya que tendrá menos lactosa y más ácido láctico). Con todo esto, no quiero decir que comer fruta y lacteos no sea saludable, lo es y mucho, pero si nuestro objetivo es lucir un abdomen esculpido y marcado, primero deberemos saber en que momento incluirlos, y segundo ser conscientes de que marcar abdominales todo el año, con el bajo porcentaje de grasa corporal que requiere, puede no ser precisamente saludable.

  Quiero hacer una mención especial a la canela como aderezo, pues tiene propiedades interesantes para rebajar el índice glucémico de los alimentos que acompaña, y ha sido probado en varios estudios de rigor científico (no así sus supuestos efectos sobre la líbido, siento comunicarlo), así que no dudes en "abusar" de esta especia.

  Serán alimentos ricos en carbohidratos complejos todos los derivados de cereales, como arroces, trigo, maíz o millo, cebada, centeno, avena, harinas, pastas y panes, las patatas o papas y los boniatos o batatas, las legumbres, como judías, lentejas y garbanzos. Si bien es cierto que es preferible que sean lo más integrales posibles, un arroz blanco, a pesar de su índice glucémico, será más útil como fuente de energía duradera que comerse unas peras, que según las tablas tienen más bajo índice.

  A continuación puedes ver unas tablas con el índice glucémico de algunos alimentos, basado en la referida dieta de Michel Montignac, pero insisto, que para los objetivos que tenemos los deportistas, se quedan en poco más que una simple curiosidad, aunque a veces pueda resultar útil para orientarnos. Eso sí, es de obligado conocimiento para profesionales del deporte y la salud, que pueden tratar con enfermos de diabetes y otras insulinopatias:


ALIMENTOS Y PRODUCTOSCOMUNES Y SU ÏNDICE GLUCÉMICO
ORDENADO POR IG (ALTO) 110-55
ORDENADO POR ALIMENTO (ALTO) 110-55
Maltosa
110
Albaricoque en Almíbar
60
Maltodextrina
105
Almidones Modificados
100
Almidones Modificados
100
Apio Cocido
85
Glucosa (Dextrosa, en muchas etiquetas)
100
Arroz Aglutinado
90
Jarabe de Trigo
100
Arroz Blanco Estándar
70
Jarabe de Glucosa
100
Arroz con Leche (c/ azúcar)
75
Jarabe de Maíz
100
Arroz de Cocción Rápida (Precocido)
85
Harina de Arroz
95
Arroz Inflado, Galletas de Arroz
85
Fécula de Patata (Almidón)
95
Arroz Largo
60
Patatas al Horno
95
Azúcar Blanco (Sacarosa)
70
Miel
90
Barras Chocolateadas (con azúcar)
70
Pan Blanco sin Gluten
90
Bebidas Gaseosas, Sodas... (CocaCola)
70
Puré de Patata Instantáneo
90
Biscottes
70
Patatas Fritas
90
Brioche
70
Arroz Aglutinado
90
Bulgur
55
Zanahorias Cocidas
85
Calabaza
75
Apio Cocido
85
Castañas
65
Corn Flakes
85
Cereales Refinados c/ azúcar
70
Harina Blanca
85
Corn Flakes
85
Pastel de Arroz
85
Croissant
70
Nabo Cocido
85
Cuscús
65
Pan de Hamburguesa
85
Dátiles
70
Pan Muy Blanco
85
Donuts
75
Empanados
85
Empanados
85
Palomitas
85
Espaguetis Blancos Bien Cocidos
55
Arroz de Cocción Rápida (Precocido)
85
Fécula de Patata (Almidón)
95
Arroz Inflado, Galletas de Arroz
85
Galletas
70
Tapioca
85
Glucosa (Dextrosa, en muchas etiquetas)
100
Habas Cocidas
80
Gofre
75
Puré de Patata
80
Habas Cocidas
80
Donuts
75
Harina Blanca
85
Gofre
75
Harina de Arroz
95
Lasaña (Trigo Tierno)
75
Harina de Maíz
70
Sandía
75
Helado (c/ azúcar)
60
Calabaza
75
Jarabe de Arce (Sirope de Arce)
65
Arroz con Leche (c/ azúcar)
75
Jarabe de Glucosa
100
Barras Chocolateadas (c/ azúcar)
70
Jarabe de Maíz
100
Biscottes
70
Jarabe de Trigo
100
Galletas
70
Lasaña (Trigo Duro)
60
Papillas de Harina de Maíz
70
Lasaña (Trigo Tierno)
75
Brioche
70
Maíz Corriente en Granos
65
Cereales Refinados c/ azúcar
70
Maltodextrina
105
Patatillas
70
Maltosa
110
Bebidas Gaseosas, Sodas... (tipo CocaCola®)
70
Mandioca
55
Croissant
70
Mars®, Sneakers®, etc.
65
Dátiles
70
Melaza
70
Harina de Maíz
70
Melocotón en Almíbar
55
Ñoquis
70
Melón
60
Melaza
70
Mermelada (c/ azúcar)
65
Mijo
70
Miel
90
Pastas (Trigo Tierno)
70
Mijo
70
Pan Blanco
70
Muesli (c/ azúcar, miel…)
65
Pan de Arroz
70
Nabo Cocido
85
Sémola de Maíz
70
Nutella®
55
Patata Cocida Pelada
70
Ñoquis
70
Raviolis
70
Palomitas
85
Arroz Blanco Estándar
70
Pan Blanco
70
Special K®
70
Pan Blanco sin Gluten
90
Azúcar Blanco (Sacarosa)
70
Pan Completo
65
Tacos (Mejicanos)
70
Pan de Arroz
70
Piña en Almíbar
65
Pan de Centeno (30% de Centeno)
65
Remolacha Cocida
65
Pan de Hamburguesa
85
Castañas
65
Pan de Leche
60
Mermelada (c/ azúcar)
65
Pan Muy Blanco
85
Cuscús
65
Papaya Fresca
55
Maíz Corriente en Granos
65
Papillas de Copos de Avena
60
Mars®, Sneakers®, etc.
65
Papillas de Harina de Maíz
70
Muesli (c/ azúcar, miel…)
65
Pastas (Trigo Tierno)
70
Pan de Centeno (30% de Centeno)
65
Pastel de Arroz
85
Pan Completo
65
Patata Cocida con la Piel
65
Patata Cocida con la Piel
65
Patata Cocida Pelada
70
Uvas Pasas
65
Patatas al Horno
95
Jarabe de Arce (Sirope de Arce)
65
Patatas Fritas
90
Sorbete (c/ azúcar)
65
Patatillas
70
Albaricoque en Almíbar
60
Piña en Almíbar
65
Plátano Maduro
60
Pizza
60
Helado (c/ azúcar)
60
Plátano Maduro
60
Lasaña (Trigo Duro)
60
Polvo ColaCao o similares
55
Melón
60
Puré de Patata
80
Pan de Leche
60
Puré de Patata Instantáneo
90
Pizza
60
Raviolis
70
Papillas de Copos de Avena
60
Raviolis (Trigo Duro)
60
Raviolis (Trigo Duro)
60
Remolacha Cocida
65
Arroz Largo
60
Sandía
75
Bulgur
55
Sémola de Maíz
70
Zumo de Mango (sin azúcar)
55
Sorbete (c/ azúcar)
65
Mandioca
55
Special K®
70
Nutella®
55
Sushi
55
Papaya Fresca
55
Tacos (Mejicanos)
70
Melocotón en Almíbar
55
Tagliatelles Bien Cocidos
55
Polvo ColaCao o similares
55
Tapioca
85
Espaguetis Blancos Bien Cocidos
55
Uvas Pasas
65
Sushi
55
Zanahorias Cocidas
85
Tagliatelles Bien Cocidos
55
Zumo de Mango (sin azúcar)
55
ORDENADO POR IG (MEDIO) 50-40
ORDENADO POR ALIMENTO (MEDIO) 50-40
All Bran de Kellogg's®
50
Albaricoques Secos (Orejones)
40
Barra Energética de Cereales (sin azúcar)
50
All Bran de Kellogg's®
50
Galletas (harina completa, sin azúcar)
50
Arroz Basmati Largo
50
Zumo de Arándanos (sin azúcar)
50
Arroz Completo Moreno
50
Zumo de Manzana (sin azúcar)
50
Barra Energética de Cereales (sin azúcar)
50
Zumo de Piña (sin azúcar)
50
Capellini: Pescado
45
Kakis
50
Cebada
50
Kiwis
50
Cereales Completos (sin azúcar)
45
Mango Fresco
50
Copos de Avena
40
Muesli (sin azúcar)
50
Espaguetis poco Cocidos (5 minutos)
40
Cebada
50
Galletas (harina completa, sin azúcar)
50
Pastas Completas
50
Guisantes (Bote)
45
Arroz Basmati Largo
50
Habas Crudas
40
Arroz Completo Moreno
50
Higos Secos
40
Macarrones (Trigo Duro)
50
Judía Roja (Bote)
40
Kamut Integral: Cereal
50
Kakis
50
Topinambour: similar a alcachofa
50
Kamut Integral: Cereal
50
Capellini: Pescado
45
Kiwis
50
Piña Fresca
45
Lactosa
40
Cereales Completos (sin azúcar)
45
Leche de Coco
40
Zumo de Pomelo (sin azúcar)
45
Macarrones (Trigo Duro)
50
Zumo de Naranja (sin azúcar)
45
Mango Fresco
50
Pan Tostado Integral y sin azúcar
45
Mantequilla de Cacahuete
40
Guisantes (Bote)
45
Muesli (sin azúcar)
50
Uvas Frescas
45
Pan 100% Integral con Levadura Madre
40
Salsa de Tomate (c/ azúcar)
45
Pan Acimo (Harina Integral)
40
Trigo Sarraceno Integral
40
Pan Tostado Integral y sin azúcar
45
Pan Acimo (Harina Integral)
40
Pastas Completas
50
Albaricoques Secos (Orejones)
40
Pastas Integrales, al Dente
40
Mantequilla de Cacahuete
40
Piña Fresca
45
Habas Crudas
40
Sablé (Harina Integral, sin azúcar)
40
Higos Secos
40
Salsa de Tomate (c/ azúcar)
45
Copos de Avena
40
Sorbete (sin azúcar)
40
Judía Roja (Bote)
40
Topinambour: similar a alcachofa
50
Zumo de Zanahoria (sin azúcar)
40
Trigo Sarraceno Integral
40
Lactosa
40
Uvas Frescas
45
Leche de Coco
40
Zumo de Arándanos (sin azúcar)
50
Pan 100% Integral con Levadura Madre
40
Zumo de Manzana (sin azúcar)
50
Pastas Integrales, al Dente
40
Zumo de Naranja (sin azúcar)
45
Sablé (Harina Integral, sin azúcar)
40
Zumo de Piña (sin azúcar)
50
Sorbete (sin azúcar)
40
Zumo de Pomelo (sin azúcar)
45
Espaguetis Poco Cocidos (5 minutos)
40
Zumo de Zanahoria (sin azúcar)
40
ORDENADO POR IG (BAJO) 35-5
ORDENADO POR ALIMENTOS (MEDIO) 35-5
Apio Crudo
35
Acedera
15
Compota (sin azúcar)
35
Aceitunas
15
Higos Frescos
35
Acelgas
15
Judías Negras, Rojas
35
Aguacates
10
Zumo de Tomate
35
Ajo
30
Lino, Granos de Sésamo
35
Albaricoque Fresco
30
Maíz Ancestral (Indio)
35
Alcachofas
20
Naranjas Frescas
35
Almendras
15
Melocotón Fresco
35
Apio Crudo
35
Guisantes Frescos
35
Arándanos
25
Garbanzos (Bote)
35
Arroz Salvaje
35
Manzana en Compota
35
Avellanas
15
Manzana Fresca
35
Berenjenas
20
Ciruelas Frescas
35
Brocoli
15
Quinoa
35
Brotes de Bambú
20
Arroz Salvaje
35
Cacahuetes
15
Salsa de Tomate (sin azúcar)
35
Cacao en Polvo (sin azúcar)
20
Pipas
35
Calabacín
15
Fideos de Trigo Duro
35
Cebollas
15
Albaricoque Fresco
30
Cerezas
20
Ajo
30
Champiñones
15
Zanahorias Crudas
30
Chocolate Negro (>70% Cacao)
25
Confitura / Mermelada (sin azúcar)
30
Chocolate Negro (>85% Cacao)
20
Helado (con Fructosa)
30
Ciruelas Frescas
35
Queso Fresco
30
Col
15
Judías Verdes
30
Coles de Bruselas
15
Leche Fresca / Polvo
30
Coliflor
15
Leche
30
Compota (sin azúcar)
35
Lentejas Morenas, Amarillas
30
Confitura / Mermelada (sin azúcar)
30
Mandarinas, Clementinas
30
Endibia
15
Nabo Crudo
30
Ensalada (Lechuga, Escarola, etc.)
15
Pomelo Fresco
30
Espárragos
15
Peras Frescas
30
Especias, Perejil, Pimienta,
Orégano, Canela, Vainilla…
5
Garbanzos
30
Tomates
30
Espinacas
15
Fideos de Soja
30
Fideos de Soja
30
Arándanos
25
Fideos de Trigo Duro
35
Chocolate Negro (>70% Cacao)
25
Frambuesas Frescas
25
Frijoles
25
Fresas Frescas
25
Fresas Frescas
25
Frijoles
25
Frambuesas Frescas
25
Fructosa
20
Grosellas
25
Garbanzos
30
Hummus
25
Garbanzos (Bote)
35
Lentejas Verdes
25
Grosella Negra
15
Perlas de Cebada
25
Grosellas
25
Yogur
25
Guisantes Frescos
35
Alcachofas
20
Helado (con Fructosa)
30
Berenjenas
20
Higos Frescos
35
Cacao en Polvo (sin azúcar)
20
Hinojo
15
Cerezas
20
Hummus
25
Chocolate Negro (>85% Cacao)
20
Jengibre
15
Fructosa
20
Judías Negras, Rojas
35
Jugo de Limón (sin azúcar)
20
Judías Verdes
30
Leche de Soja
20
Jugo de Limón (sin azúcar)
20
Leche de Almendra
20
Leche
30
Brotes de Bambú
20
Leche de Almendra
20
Soja
20
Leche de Soja
20
Tofu
20
Leche Fresca / Polvo
30
Almendras
15
Lentejas Morenas, Amarillas
30
Espárragos
15
Lentejas Verdes
25
Acelgas
15
Lino, Granos de Sésamo
35
Brocoli
15
Maíz Ancestral (Indio)
35
Cacahuetes
15
Mandarinas, Clementinas
30
Grosella Negra
15
Manzana en Compota
35
Champiñones
15
Manzana Fresca
35
Coliflor
15
Melocotón Fresco
35
Col
15
Nabo Crudo
30
Coles de Bruselas
15
Naranjas Frescas
35
Pepino
15
Nueces
15
Calabacín
15
Pepino
15
Endibia
15
Peras Frescas
30
Espinacas
15
Perlas de Cebada
25
Hinojo
15
Pimientos
15
Jengibre
15
Piñones
15
Avellanas
15
Pipas
35
Nueces
15
Pistachos
15
Cebollas
15
Pomelo Fresco
30
Aceitunas
15
Puerros
15
Acedera
15
Queso Fresco
30
Piñones
15
Quinoa
35
Pimientos
15
Rábano
15
Pistachos
15
Salsa de Tomate (sin azúcar)
35
Puerros
15
Soja
20
Rábano
15
Tofu
20
Ensalada (Lechuga, Escarola, etc.)
15
Tomates
30
Aguacates
10
Vinagre
5
Especias, Perejil, Pimienta,
Orégano, Canela, Vainilla…
5
Yogur
25
Zanahorias Crudas
30
Vinagre
5
Zumo de Tomate
35



SIGUE LEYENDO...   PROTEÍNAS

COMPARTE
ESTA ENTRADA
Compartir
Compartir


2 comentarios:

Javier Flores dijo...

Muy bien elaborado ,como enfermero en consulta de diabetes y obesidad me ha resultado muy útil .Tal vez faltó hacer mención a la carga glucémica, que junto con la tabla de índices,podrían conformar un gráfico para así poder elegir el alimento adecuado dependiendo del objetivo.

FitnesPedia dijo...

Hola Javier.
Ten en cuenta que el artículo va enfocado a personas sanas que desean hacer dieta combinada con musculación, y controlar su ingesta de carbohidratos, y de hecho al final del post, se le resta atención al índice glucémico, aconsejando darle mayor importancia a diferenciar entre carbohidratos simples (monosacáridos y disacáridos) y complejos o polisacáridos, y el momento adecuado para consumirlos.
Por eso aquí no se desarrolla más esta información, pues no tengo conocimientos médicos, ni va orientado a diabéticos, aunque algunos datos puedan ser útiles para ellos.
La web está abierta a colaboraciones y nuevos aportes y actualizaciones de información. Estoy a tu disposición en el correo electrónico de contacto si deseas proporcionar más datos.
Un saludo y gracias por leerme.

Publicar un comentario