ÁCIDO D-ASPÁRTICO (DAA)


VISTA RÁPIDA

¿QUÉ ES?
  • Es un aminoácido, enantiómero del ácido L-Aspártico, del tipo no esencial que el cuerpo sintetiza a partir de éste último. Se almacena principalmente en los tejidos neuroendocrinos (glándula pituitaria, glándula pineal y testículos).
¿PARA QUE SE USA?
  • Aumenta la secreción endógena de testosterona, y por tanto, sus niveles naturales máximos en el organismo.
  • Ese aumento conlleva ganancias de masa muscular, y reducción de grasa.
  • Aumento de fuerza y potencia.
  • Apto para hombres (las mujeres deben valorarlo por el uso al que va destinado: posibles efectos masculinizantes).
    ¿QUE DOSIS TOMAR?
    • Se puede realizar una fase de carga, de 8 a 10 días, en la que consumiríamos dos tomas de 3 gramos a lo largo del día, para continuar con una sola toma, o ingerir una dosis de 3 gramos desde el principio.
    • Debe emplearse durante períodos de 4 a 8 semanas, descansando al menos un mes antes de iniciar una nueva toma.
    • Es preferible ingerirlo separado de las comidas, y de otros suplementos (especialmente aminoácidos).
    • Con dietas altas en grasas, se obtienen mayores niveles de testosterona.
    • Combinado con el aminoácido Sarcosina, también parece dar mejores resultados.
    ¿TIENE EFECTOS SECUNDARIOS?
    • No hay estudios concluyentes, pero un incremento de testosterona en el organismo, puede llevar a procesos de conversión de testosterona a estrógenos (explicado EN PRONFUNDIDAD a continuación).
    • Personas con insuficiencia renal o hepática severa, o dolencias relacionadas, deben consultar a su médico antes de consumirla.


    EN PROFUNDIDAD

    ¿QUE ES?


     El ácido D-Aspártico (DAA por sus siglas en inglés) es un enantiómero o isómero óptico del aminoácido L-aspártico. Esto significa que sus enlaces químicos están reflejados, en forma de imagen no superponible, como las dos manos de una persona. En términos prácticos, y dejando a un lado complicadas explicaciones para los no iniciados en química, los enantiómeros son compuestos reflejados, con las mismas propiedades físicas y químicas, pero que provocan una respuesta diferente en el organismo a la ingestión de la forma L-Aspártico, y es lo que interesa al deportista que busca información sobre éste suplemento.

     El ácido D-Aspártico se produce de forma natural en los organismos de los animales, incluido el ser humano, y por tanto es un aminoácido no esencial, que se obtiene en el cuerpo por la acción de la enzima racemasa D-Aspártica sobre el ácido L-Aspártico.

     Se concentra en mayor cantidad en los tejidos neuroendocrinos, como son la glándula pituitaria, la glándula pineal y los testículos.


    ¿PARA QUE SE USA?



     Recientes investigaciones han demostrado que el ácido D-Aspártico actúa como un neurotransmisor especializado, concrétamente en las partes del sistema nervioso que intervienen en la producción de ciertas hormonas.

     En estas investigaciones se ha apuntado que estimula la liberación de LH, Hormona Luteinizante o Lutropina (que estimula la ovulación en las mujeres y la producción de testosterona en los hombres), y HGH, Hormona del Crecimiento o Somatotropina de la glándula pituitaria (que tiene efectos anabólicos sobre todos los tejidos del organismo).

     Desde hace varios años se han realizado diversos estudios que avalan la teoría de que el ácido D-Aspártico tiene el potencial de elevar los niveles de testosterona en los seres humanos, y en las últimas investigaciones se ha experimentado con el producto en atletas de competición.


    ESTUDIOS REALIZADOS



     No fue hasta octubre del 2009, cuando se publicó un estudio de científicos italianos, sobre "Biología Reproductiva y Endocrinología", que demostraba que la administración oral de ácido D-Aspártico incrementaba la testosterona en los seres humanos. En el estudio, con dosis de 3 gramos al día, se obtenía un aumento de la testosterona que alcanzaba su punto máximo a los doce días, un nivel de hasta un 42% mayor a la del día del inicio de la prueba. Los niveles de hormona luteinizante (LH) también se incrementaron significativamente. Quiero mencionar que conjuntamente con el ácido D-Aspártico, se les administraba vitamina B6, B9 y B12, que aunque tienen efectos sobre el aumento de la síntesis proteíca y el aumento del apetito (entre otros), es meramente anecdótico.

     En este estudio participaron 23 hombres, de los cuales todos, menos 3, mostraron un aumento significativo en su nivel de testosterona, permaneciendo los niveles significativamente altos, hasta tres días después de descontinuar el uso del ácido D-Aspártico. El estudio fue contrastado suministrando a un grupo de control el mismo suplemento sin ácido D-Aspártico (un placebo), y en este caso no hubo variaciones apreciables en los niveles de testosterona.

     Los datos del estudio indican que el aminoácido se acumula en los tejidos, y con el paso del tiempo va disminuyendo lentamente la cantidad almacenada, tras cesar su administración.

     Ha habido otros estudios, sobre personas y animales, pero no fue hasta la publicación de la investigación referida, cuando el ácido D-Aspártico se puso en el punto de mira de los fabricantes de suplementos y los deportistas que los consumen.


    ¿QUE DOSIS TOMAR Y COMO HACERLO?



     Dado que es un producto aún poco conocido en el mundo de las ayudas ergogénicas, son muchos los criterios en la forma de dosificarlo. Los usuarios que dicen haber obtenido beneficios reportan subidas de peso muscular limpio (2 ó 3 kilos), con más sequedad y tonificación, consumiendo dosis entre los 3 y 6 gramos diarios. Se puede realizar una fase de carga, de 8 a 10 días, en la que consumiríamos dos tomas de 3 gramos a lo largo del día, separadas de las comidas, para continuar con una sola toma, o ingerir una única dosis de 3 gramos, desde el principio, y hasta el final del tiempo que lo tomemos (también por separado de las comidas y de otros suplementos, especialmente aminoácidos, ya que pueden interferir su absorción). Las orientaciones varían en función del fabricante y el peso del deportista.

     El ácido D-Aspártico debe emplearse de forma cíclica, durante períodos de 4-8 semanas, descansando al menos un mes antes de iniciar una nueva toma, pues tomarlo continuamente no elevará más nuestros niveles de testosterona, y mantener siempre esos niveles altos, aún de forma natural no es aconsejable. El cuerpo tiende a buscar la adaptación y la tolerancia, y de ahí la importancia de no consumir continuamente, ni tomar siempre de la misma forma un suplemento. En el mercado hay suficientes ayudas deportivas que son efectivas, y lo razonable es realizar ciclos de suplementos. De esta forma mientras descansamos de este suplemento, podemos consumir otros productos antes de tomarlo de nuevo, de manera que siempre podemos aprovechar los beneficios de estas ayudas, evitando procesos de adaptación o tolerancia, existan realmente o no.


     Sin embargo son muchos los que no han notado ganancias significativas en fuerza o desarrollo muscular con su consumo, y es que la elevación de testosterona de forma natural, no es igual en todos los individuos, y aún existiendo, puede no traducirse en resultados deportivos.


    INTERACCIONES



     Parece que la ingestión de grasa en la dieta, junto con la suplementación con ácido D-Aspártico, facilita más aún la elevación de esos niveles de testosterona, por lo que sería un suplemento más aconsejable para periodos de volumen o aumento de masa muscular, donde la dieta no es tan limpia. Nos referimos principalmente a grasas no saturadas, es decir, los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, que se encuentran en abundancia en las semillas de lino, los pescados azules (como el salmón), el aguacate, el aceite de oliva, las nueces. Las grasas saturadas también ayudan a elevar los niveles de testosterona, con o sin ácido D-Aspártico, pero su presencia excesiva en la dieta suponen riesgos de sobra conocidos para la salud, y para nuestra estética corporal.

     Hay marcas de suplementos que comercializan el ácido D-Aspártico, en forma de calcio-quelado, asegurando que tiene una mejor disolución y absorción en el organismo. Es pronto para asegurar si este punto es real, o simple marketing, y la decisión final debe tomarla el usuario en función de la confiabilidad que le proporcione el fabricante.

     El ácido D-Aspártico si parece que proporciona mejores resultados, llegando a su máximo potencial, si se ingiere junto con un estimulador de la unión de la glicina en el receptor NMDA (los receptores NMDA o NMDAR son receptores ionotrópicos de glutamato: un neurotransmisor, y que actúan como componentes prioritarios en la plasticidad neuronal y la memoria). Éste estimulador es el aminoácido Sarcosina, y su combinación muestra resultados superiores en algunos estudios realizados (pero de nuevo la duda de si se trata de marketing o una diferencia significativa y real). Hay fabricantes  que incluyen ambos productos en su formula, al 50% (3 gramos de D-Aspártico y 3 gramos de Sarcosina por dosis), como por ejemplo TestForce 2 de E-Pharm.


    EFECTOS SECUNDARIOS



     El ácido D-Aspártico no está recomendado para menores de 18 años y para mujeres embarazadas, de hecho, no creo que sea adecuado para practicantes menores de 21 años, que aún tienen una producción natural propia de testosterona muy alta, ni para mujeres en general.

     Todo lo que se ha escrito sobre el ácido D-Aspártico no es positivo, y como estamos ante un suplemento relativamente reciente, es importante tener en cuenta lo que sugieren algunos investigadores:

    • El cuerpo tiene la capacidad de transformar la testosterona, hormona masculina, en estrógenos, hormona femenina. Este proceso se conoce como aromatización. Este efecto es conocido por los culturistas que usan testosterona y sus derivados (los esteroides, ya sean orales o inyectables) que al introducirse de forma externa estos productos, producen un aumento drástico de los niveles de testosterona en su cuerpo. El organismo intenta regular ese exceso de testosterona aromatizándola en estrógenos, y con ello lo que se consigue es el efecto contrario al buscado, en lugar de efectos masculinizantes, en forma de mayor musculatura y bajo nivel de grasa, se produce retención de liquido, agrandamiento de pezones, incapacidad para generar testosterona de forma natural, entre otros. Para evitar eso, conjuntamente con los esteroides, consumen una serie de medicamentos anti-estrógenicos, que evitan o minimizan ese proceso, así como posteriormente, fármacos que ayudan a la reactivación de la propia secreción de testosterona.
    • Pues bien, todo esto que os he explicado, a muy grandes rasgos, podría, en teoría ocurrir, siempre que en el organismo se dé un desequilibrio de testosterona, y productos naturales como el Tribulus Terrestris, el ácido D-Aspártico, y otros elevadores naturales de testosterona, podrían hacer que el cuerpo produzca más aromatasa, que es la que provoca esa transformación no deseada, para contrarrestar el aumento de testosterona.
    • Por este motivo, hay usuarios que agregan inhibidores de la aromatasa junto con el ácido D-Áspártico, concretamente medicamentos como el Tamoxifeno, o suplementos deportivos con efectos anti-estrogénicos similares (el 2-fenil-Di-bencil-benzopirano-4-Uno, o el ácido 3-beta-hidroxi-Urs-12-Sp-28-oico a pesar de su complicado nombre son los más conocidos) para así maximizar los beneficios del ácido D-Aspártico.
     En cualquier caso, no hay comparación real entre el uso de esteroídes y prohormonas, y el de un elevador natural de testosterona como el ácido D-Aspártico, y estas apreciaciones parecen exageradas, si bien son dignas de mención, y algunos consumidores querrán tenerlas en cuenta. El ácido D-aspártico no es una hormona, ni siquiera una prohormona, es simplemente un aminoácido que está presente de forma natural en el organismo humano, y por eso es infinitamente más seguro, puesto que no causa supresión del sistema hormonal propio del organismo, ya que el incremento de testosterona se obtiene por un aumento de la estimulación natural, similar, aunque con mayores niveles, al conseguido con la planta Tribulus Terrestris, por ejemplo.

     Es interesante saber también respecto a esta cuestión, que una dieta muy rica en vegetales como el brócoli, la coliflor, las coles de Bruselas, el repollo, y el rábano, además de poseer muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud, disminuyen la conversión de testosterona en estrógenos.

     Individuos afectados por insuficiencia renal o hepática severa, o dolencias relacionadas, es posible que deban evitar este suplemento (como muchos otros aminoácidos, concentrados proteicos y alimentos), y en cualquier caso, una persona que decida seguir una suplementación de éste tipo o cualquier otro, se debería realizar un completo chequeo previo, y consultar a su médico antes de consumirlo.


    FUENTES:
    ·
    Enza Topo, Andrea Soricelli, Antimo D'Aniello, Salvatore Ronsiniand Gemma D'Aniello.
    The role and molecular mechanism of D-aspartic acid in the release and synthesis of LH and testosterone in humans and rats. Reproductive Biology and Endocrinology 2009,7:120.
    ·
    D’aniello, A., Cosmo, A., Cristo, C., Annunziato, L., Petrucelli, L., George, R. Involvement of D-aspartic Acid in the Synthesis of Testosterone in Rat Testes. Life Sciences. 59(2), 97-104.
    ·
    DiFiore, M., Lamanna, C., Assisi, L., Botte, V. Opposing Effects of D-aspartic Acid and Nitric Oxide on Turning of Testosterone Production in Mallard Testis During the Reproductive Cycle. Reproductive Biology and Endocrinology. July 2008. 4(6), 28.
    ·
    D’Aniello, A. D-Aspartic Acid: An Endogenous Amino Acid with an Important Neuroendocrine Role. Brain Research Review. February 2001. 53(2), 215-234.
    ·
    Nagata, Y., Homma, H., Matsumoto, M., Imai, K. Stimulation of Steroidogenic Acute Regulatory Protein (StAR) Gene Expression by D-Aspartate in Rat Leydig Cells. FEBS Letters. July 1999. 454(3), 317-320.
    ·
    Ducsay, C., Myers, D. ENOS Activation and NO Function: Differential Control of Steroidogenesis by Nitric Oxide and its Adaptation with Hypoxia. Journal of Endocrinology. 2011. 210, 259-269.
    ·
    Aoki, H., Nagao, J., Ueda, T., Strong, J., Schonlau, F., Yu-Jing, S., Lu, Y., Horie, S. Clinical Assessment of a Supplement of Pycnogenol and L-Arginine in Japanese Patients with Mild to Moderate Erectile Dysfunction. Phytotherapy Research. May 2011.
    ·
    Lamanna, C., Assisi, L., Botte, V., DiFiore, M. Involvement of D-Asp in P450 Aromatase Activity and Estrogen Receptors in Boar Testis. Amino Acids. 2007. 32, 45-51.

    COMPARTE
    ESTA ENTRADA
    Compartir
    Compartir


    8 comentarios:

    Rodrigo Menendez dijo...

    Enhorabuena por el artículo!
    Recomiendo conocer también algo sobre la glutamina, otro aminoácido esencial.

    pakito dijo...

    Muy buen articulo, la verdad es que no se encuentra informacion sobre el DAA tan facilmente asi de bien explicada.
    Seguire atento de más articulos vuestros :D

    EddieCatman dijo...

    RODRIGO MÉNDEZ: Ante todo un saludo; comentarte que ni el DAA ni la GLUTAMINA son aminos esenciales ya que ambos son sintetizados de forma endógena por el propio organismo, pero coincido en que sería un tema muy interesante. Referente a las DAA, he empezado a ciclarme con ellas y me veo en la disyuntiva que DAA pro de Scitec me recomienda tomar los servicios JUNTO a alguna comida y no disociado de ellas. Es un tema espinoso ya que, como bien habéis indicado aquí, todavía hay controversias en algunos aspectos sobre este amino. Ya os contaré como me ha ido.

    Gero dijo...

    excelente artículo y fuentes bibliográficas. Desde ya muchas gracias por la info

    FitnesPedia dijo...

    Gracias a todos por los comentarios.
    En FitnesPedia existe un post muy completo sobre la Glutamina, desde mucho antes que se publicará este.
    Os invito a leerlo en la sección de suplementos.
    Saludos

    Anónimo dijo...

    Podrías, dar algún enlace sobre el estudio, simplemente me gustaría leerlo al completo y saber dónde se realizó, gracias

    ricardo gabriel gonzalez salamanca dijo...

    como se hace si el whey protein que tomo contiene acido de asparcico

    mar dijo...

    haber lo k no entiendo es k los aminoacidos en la mayoria lleva acido aspartico y aqui dices k no se puede tomar junto exolicame entines xk lo ponen juntos..gracias.

    Publicar un comentario