DISEÑA TU DIETA: INTRODUCCIÓN



        1. INTRODUCCIÓN

        2. EL METABOLISMO

        3. LAS CALORÍAS

        4. CÁLCULO DE CALORÍAS

        5. LOS NUTRIENTES

        6. HIDRATOS DE CARBONO

        7. EL ÍNDICE GLUCÉMICO

        8. PROTEÍNAS

        9. GRASAS

      10. MICRONUTRIENTES

      11. LA DIETA

      12. UN EJEMPLO PRÁCTICO



  Ya he mencionado en otras ocasiones que con FitnesPedia no pretendo responder a todas vuestras dudas, sino enseñaros a resolverlas por vosotros mismos. Con esa idea nace este artículo, con el que paso a paso, os quiero desvelar los métodos más probados por todo tipo de deportistas para conseguir distintos objetivos, y siempre respetando la salud y un estilo de vida saludable. Existen dietas y métodos avanzados, para usuarios con más conocimientos y experiencia, que revisaremos en el futuro en otros artículos, centrándonos ahora en lo básico y más funcional.

  Las dietas no se diseñan contando simplemente las ya famosas calorías, y no son sinónimo de pérdida de peso. Una dieta es el conjunto de pautas de nutrición que llevamos durante nuestro día a día, o durante un periodo concreto si buscamos un objetivo determinado. Pueden servir para perder, mantener o ganar peso corporal, para aumentar o equilibrar la masa osea o muscular, para convalecientes, o incluso para prevenir enfermedades o mejorar dolencias existentes. Además son muchos los factores que influyen en la dieta, además de las calorías,  como son la proporción de los macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas), los micronutrientes (vitaminas, minerales y otros oligoelementos), el índice glucémico de los alimentos, la división del tiempo y cantidad de cada comida, las  alergias e intolerancias, entre otros.

  Voy a intentar presentar toda esta información de forma clara, centrándome más en la práctica y no tanto en la teoría, pero hay un concepto clave, que debéis grabar a fuego en vuestra mente: La dieta, es como el ejercicio, y sólo funcionará mientras la estéis aplicando. Si queréis unos resultados permanentes debe convertirse en un estilo de vida. Esto no significa que tengáis que sacrificaros de por vida, todo lo contrario, lo que quiere decir es que sólo debéis adoptar aquellas medidas que podáis seguir día a día, ya sea porque algunas pautas son peligrosas para la salud para seguirlas de continuo, o porque vuestra voluntad y sacrificio no os permite hacerlo con asiduidad.

  Os voy a poner dos ejemplos para que lo entendáis mejor: Si yo quiero ganar peso corporal y mantenerlo, y para ello tengo que comerme una paella y 15 huevos enteros cinco veces al día, obligándome a comer hasta la extenuación, por lo que me supone un gran sacrificio, es evidente que no voy a poder seguir así toda mi vida. Además la salud no soportaría esa carga mucho tiempo. Igualmente ocurriría en el caso contrario, alguien que desea perder peso, y para ello se come un sólo yogur al día. Las restricciones no tardarían en minar nuestra voluntad, y padeceríamos desnutrición.

  Lo que debe quedar claro después de esto, es que debes evitar los extremos, como fármacos peligrosos y dietas restrictivas o basadas en pocos alimentos, que funcionan muy rápidamente, pero al dejarlas provocan un efecto rebote, obligándonos a seguir con esos productos o dietas, poniendo en riesgo nuestra salud, o hundiendo nuestra voluntad aún más cuando volvemos a vernos como al principio, o incluso peor.

  Soy consciente de que hay momentos en los que si que buscamos un cambio de apariencia para un periodo determinado, como puede ser bajar de peso para entrar en una determinada categoría de un deporte concreto, o asistir a un evento especial. Yo mismo alterno entre periodos de aumento de masa muscular y periodos de pérdida de grasa corporal, jugando con la dieta, ya que mantener constante un cuerpo hipertrofiado y libre de grasa de forma natural, es prácticamente imposible. Si permanecemos con dietas de aumento demasiado tiempo, terminamos engordando demasiado y ralentizando nuestro metabolismo. Si por el contrario estamos siempre con dietas restrictivas, nuestra masa muscular se reduce en exceso. Una dieta de mantenimiento y estilo de vida saludable es factible para un físico normal, pero si buscas una hipertrofia muscular importante es necesario recurrir a esa alternancia entre tipos de dietas, a fin de evitar adaptaciones corporales y que podamos seguir progresando.

  Concluyendo, si buscas una dieta milagro para el verano, o un ciclo de esteroides para lucir bíceps y abdominales en la playa, no estas en la web adecuada, pero si estás dispuesto a conocer lo que comes, y a adoptar un estilo de vida saludable, creo que podré ayudarte. Aprender a utilizar todas las variables de la nutrición te permitirá conseguir los objetivos que te marques, y crear un número ilimitado de programas de alimentación.

  Asegurate de leer y comprender ordenadamente toda la información que te damos, ya que son de lectura obligada antes de realizar cualquier pregunta, pero si aún así tienes dudas, puedes utilizar el CONSULTORIO "Pregunta a FitnesPedia".


SIGUE LEYENDO...   EL METABOLISMO

COMPARTE
ESTA ENTRADA
Compartir
Compartir